jueves, 12 de febrero de 2009

¿lobo o humano?

Como un lobo desvalido, busco resguardo en el bosque.
Huyendo de mis más profundos temores.
La humedad del boque me asfixia.
La neblina verde, producida por las hojas, no permite una buena visión, así que me pongo a cuatro patas para no tropezar.
Corro a toda velocidad, pero no consigo huir de mis miedos, pero por lo menos los pone en un segundo plano.
Un riachuelo se cruza en mi camino, pero lo salto como el lobo en el que me veo convertido.
El bosque es muy denso y me muevo muy rápido, pero los árboles no suponen un problema y los sorteo con gran agilidad.
Estoy abrumado, lo que más temo a punto de cumplirse y yo no puedo hacer nada para cambiarlo.
El “¿por qué?” es lo único que me pregunto una y otra vez.
Mis manos y pies llenos de cortes y magulladuras no duelen, el cansancio no se hace visible y el sudor no florece.
Una lagrima se me escapa y huye de mi bajando por mi cara, dejando un rastro húmedo y caliente.
Me detengo para detener la maldita muestra de humanidad. Pero en cuanto me paro mil lagrimas más se unen junto con un llanto.
No puedo contener este torrente de sensaciones y salgo del bosque a todo correr.
Un barranco se extiende debajo mía. De este sale una suave brisa que parece un suspiro de la Tierra.
Te voy a perder; voy a perder lo que más quiero, tú.
El paisaje esta bañado por una luna grande, blanca, en definitiva preciosa. Pasado un rato me descubro aullándola,

por ti.

4 comentarios:

  1. por muchas y ninguna razon
    las cosas son asi

    ResponderEliminar
  2. Fantástico.
    Me ha traído a la memoria la ya vieja película (1994) de Jack Nicholson y Michelle Pfeiffer: Lobo.

    ResponderEliminar
  3. ESENCIA DE DUENDE27 de marzo de 2009, 6:28

    Me encanta sigue asi, no te desanimes lo haces muy bien. Un beso.

    ResponderEliminar